Ir al contenido principal

Desde 11 Octubre 2012, Año de la FE

"En esta perspectiva, el Año de la fe es una invitación a una
auténtica y renovada conversión al Señor, único Salvador del
mundo. Dios, en el misterio de su muerte y resurrección, ha
revelado en plenitud el Amor que salva y llama a los hombres a la
conversión de vida mediante la remisión de los pecados (cf. Hch 5,
31). Para el apóstol Pablo, este Amor lleva al hombre a una nueva
vida: «Por el bautismo fuimos sepultados con él en la muerte, para
que, lo mismo que Cristo resucitó de entre los muertos por la
gloria del Padre, así también nosotros andemos en una vida
nueva» (Rm 6, 4). Gracias a la fe, esta vida nueva plasma toda la
existencia humana en la novedad radical de la resurrección. En la
medida de su disponibilidad libre, los pensamientos y los afectos,
la mentalidad y el comportamiento del hombre se purifican y
transforman lentamente, en un proceso que no termina de
cumplirse totalmente en esta vida. La «fe que actúa por el amor»
(Ga 5, 6) se convierte en un nuevo criterio de pensamiento y de
acción que cambia toda la vida del hombre (cf. Rm 12, 2; Col 3, 9-
10; Ef 4, 20-29; 2 Co 5, 17)."

Tomado de la carta "Porta fidei" que el Papa Benedicto XVI ha publicado sobre la fe.

Comentarios