Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2014

No llores...lucha

El hombre es solamente él mismo en la Presencia de Dios

Si en la oración no encuentras ninguna resonancia sensible de Dios en ti ¿por qué  inquietarte? La frontera entre el vacío y la plenitud es imprecisa, como lo es entre la duda y la fe, entre el temor y el amor. Lo esencial permanece oculto a tus propios ojos. Pero el ardor de la búsqueda se hace  aún más intenso, a fin de avanzar hacia la única realidad. Entonces, poco a poco, se vuelve  posible el presentir la profundidad, la anchura, de un amor que sobrepasa todo conocimiento.  Ahí ya tocas a las puertas de la contemplación. Es de ahí de donde sacas energías para  empezar de nuevo cada día, para la audacia de los compromisos. El descubrimiento de ti mismo, sin tener a nadie que te comprenda, puede provocar como  una vergüenza de existir que llega hasta la autodestrucción. Llegas a veces a creerte un  condenado vivo. Pero para el Evangelio no hay ni normalidad ni anormalidad, hay hombres a  imagen de Dios. Entonces ¿quién podrá condenar? Jesús ora en ti. El ofrece la liberación del  …