Ir al contenido principal

Corpus Christi

La Eucaristía es una escuela de Amor. Escuela del Amor más grande. En la Eucaristía aprendemos a dar la vida y a no guardarla para nosotros mismos. Aprendemos a darla por todos los hombres sin excepción. Y, además, es el Señor el maestro que nos enseña dándose Él por amor a todos los hombres hasta la muerte. ¡Qué bueno es celebrar la Eucaristía y preparar sitio para todos los hombres! Muy especialmente, buscar y hacer sitio para quienes se sienten excluidos, rechazados, maltratados, no reconocidos, ausentes en el concierto al que Dios nos ha convocado a todos los hombres.





Comentarios