Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2015

Santa y feliz Navidad 2015

23 de Diciembre de 2015

Oh Emmanuel, rey y legislador nuestro, esperanza de las naciones  y salvador de los pueblos,  ven a salvarnos,  Señor Dios nuestro.


22 de Diciembre de 2015

Oh Rey de las naciones y Deseado de los pueblos, Piedra angular de la Iglesia, que haces de dos pueblos uno solo, ven y salva al hombre que formaste del barro de la tierra.


El "Sí" a la Vida; el "Sí" que nos da la Vida

"Esto te suplica, oh piadosa Virgen, el triste Adán, desterrado del paraíso con toda su miserable posteridad [...]  Da pronto tu respuesta. Responde presto al ángel;  responde una palabra y recibe al que es la Palabra; pronuncia tu palabra y concibe la divina;  emite una palabra fugaz y acoge en tu seno a la Palabra eterna"  (San Bernardo).


20 de diciembre de 2015

Oh Renuevo del tronco de Jesé, que te alzas como un signo para los pueblos, ante quien los reyes enmudecen y cuyo auxilio imploran las naciones, ven a librarnos, no tardes más.


18 de Diciembre de 2015

Oh Adonai, Pastor de la casa de Israel, que te apareciste a Moisés en la zarza ardiente y en el Sinaí le diste tu ley, ven a librarnos con el poder de tu brazo.


17 de Diciembre de 2015

Oh Sabiduría, que brotaste de los labios del Altísimo, abarcando del uno al otro confín y ordenándolo todo con firmeza y suavidad, ven y muéstranos el camino de la salvación.



¡¡¡Salve, Madre Inmaculada!!!

Salve, rosa del paraíso, que floreces por la gracia de Dios; salve, esposa enjoyada con oro y pedrería; salve, Virgen María, que agradaste a Dios más que el coro gozoso de los ángeles. ¡Salve, Madre! Más que tú, solo Dios.

Él allanará nuestros senderos

“Cuando no puedes de otra manera camina cayendo y levantándote, pero clamando siempre al que quieres seguir y a quien quieres conseguir:  Asegura mis pasos en tus senderos para que mis pies no vacilen”  (Beato Guerrico de Igny).

El Señor viene

"Debéis saber, carísimos hermanos, que este santo tiempo que llamamos Adviento del Señor, nos recuerda dos cosas: por eso nuestro gozo debe referirse a estos dos acontecimientos, porque doble es también la utilidad que deben reportarnos.Este tiempo nos recuerda las dos venidas del Señor, a saber: aquella dulcísima venida por la que el más bello de los hombres y el deseado de todas las naciones, es decir, el Hijo de Dios, manifestó a este mundo su presencia visible en la carne, presencia largamente esperada y ardientemente deseada por todos los padres: es la venida por la que vino a salvar a los pecadores. La segunda venida –que hemos de esperar aún con inquebrantable esperanza y recordar frecuentemente con lágrimas— es aquella en la que nuestro Señor, que primero vino oculto en la carne, vendrá manifiesto en su gloria, como de él cantamos en el Salmo: Vendrá Dios abiertamente, esto es, el día del juicio, cuando aparecerá para juzgar" (San Enredo de Rieval).



Inicio celebración VII centenario de fundación

27 noviembre 2015- VII centenario de fundación

Nuestra comunidad de Sancti Spiritus  inaugura su VII centenario de fundación  con una solemne Eucaristía presidida por el  Sr. Obispo de Zamora D. Gregorio Martínez Sacristán.  Viernes 27 de noviembre a las 18 horas. Estamos aquí por vosotros, con vosotros y para vosotros. Nos gustaría os unierais a nuestra acción de gracias. 




800 años O.P.

Iniciamos hoy el año Jubilar con el que celebramos los 800 años de la confirmación de la Orden de Predicadores. 
Ochocientos años de alabanza, bendición y predicación según el carisma que el Espíritu Santo regaló a Santo Domingo de Guzmán para bien de la Iglesia y del mundo.
Nuestro Padre fue luz, alegría y libertad para todos los que le conocieron. Hoy, por la misericordia de Dios, su Orden sigue siendo eso mismo para todos los que la formamos o se acercan a ella. Ayudadnos a dar gracias por todo, por tanto... Y contad con nuestra oración por vosotros en este año de gracia. ¡¡¡Feliz año Jubilar!!!

Jubileo 800 años Orden Predicadores

Nuestra Señora del Pilar

Al celebrar hoy esta fiesta de la Virgen celebramos, de algún modo, nuestra debilidad. Y la celebramos porque, lejos de ser un impedimento para alcanzar la propia plenitud, es nuestra mejor aliada en el empeño de vivir como hijos, esto es, según quienes hemos sido llamados a ser. Porque nuestra precariedad atrae sobre nosotros el cuidado maternal de María.

Como cuenta la tradición, Nuestra Señora acudió a socorrer al apóstol Santiago, cansado y desanimado ante su esfuerzo baldío por anunciar el evangelio. Sí, la Madre vino en su ayuda para consolarlo, animarlo, fortalecerlo... Hoy actúa del mismo modo contigo y conmigo cuando el desaliento por los errores, las faltas y pecados cometidos, amenaza con arruinar nuestro propósito de caminar tras las huellas de su Hijo.
Por eso podemos celebrar nuestra debilidad, nuestra pobreza, todo eso que nos hace pequeños. Podemos celebrar la propia fragilidad porque ella es la que atrae sobre nosotros la solicitud amorosa de la Madre. 
Nuestra Señora no…

Nuestra Señora del Rosario

Celebramos hoy la fiesta de la Virgen del Rosario. Esa fiesta tan de la Iglesia, tan de nuestra Orden. Porque fueron los que el pueblo llamó los "frailes de María" quienes difundieron el amor a Nuestra Señora y la devoción a su rosario. Por ellos está nuestra geografía salpicada de iglesias, ermitas y santuarios dedicados a esta advocación entrañable que se gestó en las entrañas y el corazón amorosísimos de fray Domingo de Guzmán, el hijo de María que tanto se pareció al Hijo de Dios y de Nuestra Señora.

Hoy Nuestro Padre sonríe desde el Cielo a todos sus hijos, a todas sus hijas, que vivimos este día con especial cariño dedicándoselo todo él a Nuestra Madre con ese aire de familia, alegre, libre, que es el aire del Espíritu que Dios, el Padre de la Misericordia, regaló a su Iglesia por medio del santo de Caleruega al que llamamos Nuestro Padre por don inmerecido del Cielo.
Que Nuestra Señora del Rosario eleve nuestros ojos y los haga capaces de contemplar los misterios de la …

Mes de Octubre: mes del Rosario

Comenzamos hoy el mes de octubre, mes del Rosario. Esta oración mariana nos enseña a contemplar los misterios de la vida de Jesús desde los ojos de María.
Vamos a cogernos de la mano de la Madre para que Ella nos vaya introduciendo en lo que contemplamos; vamos a redescubrir, a golpe de avemarías, el don infinito de un Dios que se autodona al hombre tomando su naturaleza para divinizarlo; vamos a contemplar para dar lo contemplado y para convertirnos en lo que contemplamos…

Que Nuestra Señora, la Virgen del Rosario, nos enseñe el “arte” humilde de una contemplación fraguada en la repetición de las mismas palabras que un día escuchó de boca del ángel antes de dar el “Sí” que cambió la historia. Que el rezo de su Rosario durante este mes prepare y sostenga tu “sí” y el mío a la voluntad de su Hijo para que tu vida y la mía sean un reflejo de la de la Madre haciendo las delicias de un Dios que nos amó y nos ama hasta el extremo.

Dios en medio de su pueblo

Francisco propuso como guía en este aprender a ver, a mirar, al profeta Isaías que presenta a Jesús como Consejero maravilloso, Dios fuerte, Padre para siempre, y Príncipe de la paz y explicó cada una de estas apelaciones.
''Consejero maravilloso: Los Evangelios nos narran cómo muchos van a preguntarle: ''Maestro, ¿qué debemos hacer?''. El primer movimiento que Jesús genera con su respuesta es proponer, incitar, motivar. Propone siempre a sus discípulos ir, salir. Los empuja a ir al encuentro de los otros, donde realmente están y no donde nos gustarían que estuviesen. Dios fuerte: En Jesús Dios se hizo el Emmanuel,
el Dios-con-nosotros, el Dios que camina a nuestro lado. Padre para siempre: Vayan y anuncien, vayan y vivan que Dios está en medio de ustedes como un Padre misericordioso que sale todas las mañanas y todas las tardes para ver si su hijo vuelve a casa, y apenas lo ve venir corre a abrazarlo. Príncipe de la paz: El andar hacia los otros par…

Programa de vida

"Quien no vive para servir,
 no sirve para vivir"



Viaje del Papa a Cuba: acompáñale!!!

Preparando el Jubileo

Pertenecer al Señor: ésa es la misión de los hombres y mujeres que han optado por seguir a Cristo casto, pobre y obediente, para que el mundo crea y se salve. Ser totalmente de Cristo siendo una permanente confesión de fe, una inequívoca proclamación de la verdad que libera de la seducción de los falsos ídolos que deslumbran al mundo. Ser de Cristo significa mantener siempre ardiente en el corazón una llama viva de amor, alimentada continuamente por la riqueza de la fe, no solo cuando lleva consigo la alegría interior, sino también cuando va unida a las dificultades, a la aridez, al sufrimiento.

Dominicos: 800 años

Dominicos: 800 años, ¡hay que celebrarlo!







Desde su fundación en 1215, la orden de predicadores se ha extendido de manera excepcional, ¿conoces sus lugares emblemáticos? ¡Volvamos a las fuentes!



2015 no es un año como los demás para los dominicos: hace 800 años, en la primavera de 1215, fue fundada la orden en Toulouse (Francia), por el primero de ellos: Domingo de Guzmán (nacido en Caleruega, cerca de la ciudad española de Burgos sobre el 1770 y fallecido en la ciudad italiana de Bolonia en 1221).


Para ser más exactos, el primer convento de hermanos fue fundado en unos edificios que ya no existen situados en la actual plaza del Parlamento, de Toulouse. Esto le da a esta ciudad francesa un lugar de honor en la orden de predicadores.

Antes de Toulouse, Fanjeaux

Pero la aventura empezó antes. Cuando era canónigo de la catedral de Osma, en España, Domingo de Guzmán viajó a Francia con su obispo. El joven sacerdote tomó nota del estado de deterioro en el que se sumían las mentes, especialmente …

Nada nos apartará de Quien tanto nos ama

"¿Quién podrá apartarnos del amor de Cristo?: ¿la aflicción?, ¿la angustia?, ¿la persecución?, ¿el hambre?, ¿la desnudez?, ¿el peligro?, ¿la espada? En todo esto vencemos fácilmente por aquel que nos ha amado" (Rm 8, 35-37).

Un programa de vida

"Animaos mutuamente y ayudaos unos a otros a crecer, como ya lo hacéis" (Ts 5,11).



Aliméntate de Él...

"Cuando encontraba palabras tuyas, las devoraba; tus palabras eran mi gozo y la alegría de mi corazón, porque tu nombre fue pronunciado sobre mí, Señor, Dios de los ejércitos" (Jr 15,16).

Es Domingo...

"Derramaré sobre vosotros un agua pura que os purificará: de todas vuestras inmundicias e idolatrías os he de purificar; y os daré un corazón nuevo, y os infundiré un espíritu nuevo; arrancaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Os infundiré mi espíritu, y haré que caminéis según mis preceptos, y que guardéis y cumpláis mis mandatos" (Ez 36, 25-27).

San Agustín

Hoy celebramos la fiesta de San Agustín, el gran amigo de Dios de corazón apasionado. A él le pedimos para todos y cada uno de nosotros que despierte nuestra modorra y avive en nuestro interior la sed y el hambre del Dios vivo que quiere tener una relación especial con cada uno de sus hijos. Ojalá tengamos un corazón siempre inquieto, como afirma el Obispo de Hipona, que sólo busque al Señor y que no descanse hasta encontrarle. 
Pedimos por intercesión de San Agustín que buscando al Señor Le hallemos y que hallándoLe le alabemos empezando así a vivir ya, de manera anticipada, la vida eterna.





No temas, estoy contigo

Hoy Jesús nos invita a ti y a mí a mirar nuestro corazón. Por eso te animo a hacerlo en la confianza de que, aunque descubras cosas que no te gustan y su interior se parezca al de los fariseos (Mt 23,27-32), Jesús está contigo... 
Para continuarleyendo

Natanael

"Cuando estabas debajo de la higuera te vi". Con estas palabras recibe Jesús a Natanael cuando se acerca a Él acompañado por su amigo Felipe, quien le ha hablado del Maestro... Estas palabras bastarán para que Bartolomé se una al grupo de los más íntimos del Rabí de Nazareth.
¿Qué vio Jesús en Él? Nos lo dice el mismo Señor: "Aquí hay un israelita en quien no hay doblez ni engaño". Lo que enamora a Jesús de Natanael es su sinceridad, su nobleza, su transparencia. Esta virtud es la que le ayuda a seguir a la Verdad en cuanto la descubre.
Hoy pedimos al Señor por medio de San Bartolomé que nos conceda parecernos a él en esto que cautivó su corazón. Que el apóstol nos ayude a conducirnos con autenticidad en todos los momentos de nuestra vida; que, cuando Jesús nos contemple bajo nuestra "higuera", pueda recrear su mirada en nuestra limpieza.


María Reina

"Oh alma sin hogar, alma andariega, que duermes al hostigo a cielo raso, trillando los senderos al acaso, bajo la fe de una esperanza ciega. Ese cielo, tu padre que te niega paz y reposo, bríndate al ocaso roja torre de nubes, en que el vaso que ha de aplacar tu sed al fin te entrega. Una noche, al pasar, en una ermita te acogiste a dormir; sueño divino bajó a tus ojos desde la bendita sonrisa de la Virgen del Camino, y ese sueño es la estrella en que está escrita la cifra en que se encierra tu destino".
(Poema que Unamuno dedicó a la Virgen del Camino a su paso por su santuario de León)


Beato Manés de Guzmán

Hoy recordamos al Beato Manés, hermano de Santo Domingo, que lo acompañó en los comienzos de este regalo de Dios al mundo y a su Iglesia que es la Orden de Predicadores.
De él nos cuentan los primeros hermanos que era un hombre contemplativo y santo; suave, humilde, jovial y benigno.
Nuestro Padre confió a su hermano la comunidad de monjas de Madrid para que, bajo su cuidado, crecieran en amor al carisma fundacional identificándose con Cristo siguiendo esta senda que Dios acababa de abrir en la tierra para llegar al Cielo acompañadas de muchos... ¡Cómo sería Manés para que Domingo dejara en sus manos a sus hijas queridísimas...!
Hoy queremos pedirle a él que siga cuidando de nosotras, de toda la Orden y de todos los hombres, especialmente de aquellos que se encuentran lejos del Señor. Beato Manés, consíguenos del Cielo esas virtudes que adornaron tu vida y un amor grande a la Orden que tanta gloria ha dado a Dios en santos como tú. No te olvides de nosotras y, acordándote del encargo que…

San Jacinto de Polonia

Hacemos memoria hoy en la Orden de San Jacinto de Polonia, una de las estrellas que brilla en el firmamento dominicano con la luz de Nuestro Padre Santo Domingo.
Y nos llena de alegría la feliz coincidencia, que no es tal sino providencia, de celebrar a este santo contemporáneo del primer Predicador tan cerquita de la solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora y tras varios domingos en los que la liturgia nos propone, de la mano de San Juan, el discurso de Jesús sobre el Pan de Vida.
¿Por qué decimos esto? Porque los dos amores de este hermano nuestro fueron la Eucaristía y la Virgen. ¡Qué bien aprendió de Nuestro Padre a poner el corazón en María y, por Ella, en Jesús Sacramentado! ¡Con qué fidelidad al carisma fundacional llenó su corazón de estos amores para darlos a manos llenas a sus hermanos los hombres!
Gracias, Jacinto, por ser estrella en el cielo dominicano. Ese cielo que, por misericordia de Dios, sigue enviando señales a los que peregrinamos en la tierra para que dirijamos n…

Santo Domingo de Guzmán

Todos y cada uno de nosotros, somos una pequeña estrella, llamadas a  acrecentar la hermosura del gran cielo dominicano, -ocho veces centenario- aportando nuestro pequeño brillo, en un haz de lucecitas que iluminen a nuestro mundo al “estilo de Domingo de Guzmán”, con la misericordia y la compasión; con la alabanza, la bendición y la predicación. Feliz día de nuestro Padre – 2015
Vuestras hermanas de Sancti Spíritus –Toro- 


Novena a Santo Domingo. 2015. Noveno día.

Mirar a los orígenes de nuestra Orden nos hace mejores porque pasar una y otra vez por el corazón la sucesión de acontecimientos que fueron conformando la vida de Nuestro Padre ensancha el corazón. Y es que si así sucede cuando lo que se contempla es la historia de misericordia que el Señor ha hecho con cada uno, con cada una, con mayor razón ocurre esto mismo cuando contemplamos las maravillas que ha hecho en sus santos para la salvación del mundo.
A medida que nos hacemos más y más conscientes de cómo comenzó la aventura humana y divina en la que el Espíritu embarcó a fray Domingo, la acción de gracias surge de manera espontánea y los deseos de corresponder a semejante derroche de misericordia nos hace responder a la llamada con generosidad, con prontitud, con alegría. Esto tiene la vida de los santos: contemplarla despierta nuestros deseos de fidelidad, los consolida, los hace crecer.
Contemplando los orígenes de nuestra familia vemos la humildad y la discreción de un hombre de Dios …

Novena a Santo Domingo. 2015. Octavo día.

Nuestro Padre Santo Domingo tuvo a la Virgen un amor especial. Este amor, como todo en él, configuró su propia vida, su misión y la obra que Dios le encomendó.  Domingo es mariano por un título especial. Dice el P. Cormier que su devoción a María, la Madre del Verbo encarnado, puede considerarse como una gracia de estado, un don que el cielo le reservó en cuanto fundador de una Orden, para mejor cumplir con su misión.
Repasando su biografía caemos en la cuenta de que los amores de Domingo no podían ser sino los que fueron. Y es que quien había de dedicar su vida entera, por expreso querer de Dios, a predicar la Verdad defendiéndola de los peligros que la acechaban en un intento de ensombrecerla, no podía ser sino luz para los ojos enfermos de los herejes que negaban la divinidad de Cristo y, por tanto, la divina maternidad de María. Nuestro Padre fue luz anunciando el Misterio de la Encarnación posibilitado por María. En este contexto de herejía, Domingo predica la verdad evangélica y,…

Novena a Santo Domingo. 2015. Séptimo día.

Se puede contemplar a Nuestro Padre desde distintos ángulos teniendo en cuenta unos u otros de los rasgos que caracterizaron su riquísima personalidad. Ahora bien, sea cual sea la perspectiva escogida,  siempre descubriremos en él una ardiente pasión por la salvación de las almas. Miremos como miremos, es esta pasión la que hace vibrar el corazón de Domingo, la que da contenido a su oración constante, la que lo impulsa a obrar.
Su espiritualidad, marcada de manera singularmente intensa por el amor al misterio de la encarnación, es un signo elocuente de su atracción por la misión del Verbo entre los hombres: su salvación. 
Domingo se siente convocado a secundar una llamada que sitúa en el centro de su vida el interés por actuar esta salvación. Ésta es la médula del proyecto fundacional para el cual fue dotado de dones singularísimos por parte de Dios.
Su exquisita sensibilidad, que se dejaba "tocar" por las necesidades y sufrimientos ajenos, tiene su paralelo en el orden sobrena…

Novena a Santo Domingo. 2015. Sexto día.

Bucear en la figura de Nuestro Padre es una aventura apasionadamente entrañable. Resulta conmovedor repasar la biografía de este hombre de Dios: es un hecho constatable que su vida entera, sus ejemplos, de los que tenemos noticia por los testigos de su causa de canonización, no dejan indiferente. La persona de Domingo es tan real y está tan presente que, al tratar de él o con él, las fibras del alma resultan tocadas por una suerte de gracia especial: son los ecos de una santidad que se expande y dilata llegando a todos los que nos acercamos a él. El fruto inmediato de esta irradiación es un deseo ardiente de entrega auténtica que, depositado en el hondón del alma, obra desde ahí...
Si esto sucede al contemplar cada aspecto de su vida en el que nos detengamos, sucede de manera particularmente intensa cuando hablamos de su oración. Esto puede muy bien suceder porque fray Domingo no sólo era un hombre de oración sino que era oración misma; Nuestro Padre, además de ser hombre que ora es, a…