Ir al contenido principal

Aliméntate de Él...





"Cuando encontraba palabras tuyas, las devoraba; tus palabras eran mi gozo y la alegría de mi corazón, porque tu nombre fue pronunciado sobre mí, Señor, Dios de los ejércitos" (Jr 15,16).

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Qué verdad tan grande y consoladora.